Estudiamos su caso sin coste alguno para usted

Abogado Albacete | Bufete Picazo

PREFERENTES Y ACCIONES BANKIA

Si Usted compró unas participaciones preferentes pensando que era una inversión sin riesgo y fácilmente recuperable, inducido al error por los empleados del banco o de la caja, sepa que puede recuperar toda su inversión mediante sentencia judicial.

Si Usted compró unas acciones de una caja confiando en la contabilidad y en la aparente solvencia de la entidad, también puede recuperar toda su inversión mediante sentencia judicial porque la información contable era falsa y pudo ser engañado. Lo normal es que el juez condene a la caja a pagarle todos los gastos que haya tenido Usted por el juicio. El 20 de julio de 2011 Bankia salió a Bolsa a un precio de 3,75 € por acción movidos por la imperiosa necesidad de captar accionistas. La entidad necesitaba urgentemente financiación. Sabía que podía valerse de la confianza ganada para presentarse a los potenciales accionistas como una entidad solvente, pero no contaba con unas cuentas saneadas que animaran a tales inversores a lanzarse a la compra masiva de acciones.


No duden en ponerse en contacto con nosotros para obtener un asesoramiento veraz, personalizado y profesional.


La adulteración de las cuentas empezaba a perfilarse como la solución más rápida para la consecución de sus fines, de tal modo que la entidad lanzó una Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) presentándose, tal y como definía el propio Rodrigo Rato, como “uno de los líderes del mercado bancario nacional de los próximos años”, defendiendo que la salida a Bolsa “aumentaría las garantías de solvencia”. Sabían que tenían que ofrecer una imagen de solvencia, de liderazgo, porque sólo así podrían conseguir los nuevos accionistas que Bankia necesitaba, ya que, como afirmaba el propio Presidente de la entidad “los inversores eran y son reacios a la renta variable, al sector financiero y al riesgo en España”.

El ahorro captado finalmente fue de 3.091 millones en total, sumando una prima de 1.442 millones de euros. Sin embargo, ni tan siquiera había transcurrido un año cuando Bankia se vio obligada a revisar sus cuentas, comunicando a la CNMV unas pérdidas de 2.979 millones de euros teniendo necesariamente que acometer un plan de saneamiento solicitando los recursos necesarios al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Con tal panorama podemos afirmar que Bankia faltó a la verdad en su Folleto Informativo, concretamente en lo relativo a la situación financiera de la entidad, provocando un error esencial en los accionistas. De hecho, tanto la propia CNMV como los Tribunales reconocen que el rigor informativo en la comercialización de productos debe ser máximo, algo que Bankia incumplió flagrantemente el vender sus acciones.

De este modo, la publicidad que recibió el accionista fue sesgada y engañosa, lo que ha provocado que el valor de las acciones haya caído a 0,01 euros, según la última valoración del FROB. Por cuanto afecta a los intereses de los inversores, los peores presagios se han visto confirmados, llevando a los más de 400.000 accionistas de Bankia a ver como en un futuro muy próximo asistirán a la pérdida de casi toda su inversión. No obstante, y dado las múltiples irregularidades cometidas por la entidad, no dudamos que las demandas presentadas por los inversores de Bankia seguirán la misma senda de los pronunciamientos judiciales a favor de los clientes que se están empezando a dictar por los Tribunales en relación a afectados por la contratación de productos similares (swaps, participaciones preferentes,…).

No podemos por menos que animarles a acudir a los Tribunales para obtener la restitución de sus derechos y la devolución de su dinero. No duden en ponerse en contacto con nosotros para obtener un asesoramiento veraz, personalizado y profesional. Les esperamos.

Contacte con nosotros